4.7.11

La línea de Henri Matisse



 Hay quien debate sobre si Matisse, en dibujos como estos, evitaba dibujar pies. Los dedos de las manos —cuando aparecen— están realizados con trazos largos y definiciones abiertas —podríamos hablar de indefinición— y sobre ellos podríamos decir otro tanto.



 Suponemos que la mínima expresión de estos dibujos —la línea como elemento constitutivo— es indisociable de lo que intenta representar —el cuerpo femenino—. Quizá agrega algo con todo eso que nos retacea: Un clima que insinúa letárgicamente, onda lagarto. Yo creo que a este genio le pintaba "el lagartón" —así le digo a la pereza, cuando hace su pachórrica aparición—.