15.8.12

El amor de la gente

Jacinto Lárami - El amor de la gente

 Dijo el autor, interrogado por estas viñetas que me gustaron:
 Creo que estaba [dibujado] en media A-4, a lo mejor en un papelito más grande. Con una birome negra. Lo mío es dibujar chobis con birome. Sí, lo mío son los chobis con birome. Tengo una fijación con el chobi de Kiosker, ¡tiene mucha paz! ¿Cómo puede ser? Lo envidio, lo envidio a morir. Soy esa lápida con caripela que sueña suciedades, que pretende chasquear líneas látigo pero sólo hace mentiritas.


-Ah... y... che, ¿con el color cómo hacés? ¿qué onda? ¿Usás el Photoshop de Adobe?
 Uso G.I.M.P. para el colorcito. De color no sé nada, pero bueno, vos tampoco sabés nada de dibujo y dibujás igual, ¿no?


-Bueno, pero, onda, ¿qué más? ¿Pensás en términos de planteos tonales? ¿Tenés paletas preparadas para afrontar un coloreado digital o hacés todo sin plan, sin idea cromática previa?
 Sírvame un vino, che bolichero, sírvame un vino, haga el favor...♫♪


-Ché, te hice una pregunta.
 Cuando el carro anda, los melones se acomodan. Una paleta puede ser pensada, pero a la hora de los bifes, se encuentra que no todo puede ser previsto. Lo inevitable no ocurre nunca; lo inesperado, siempre. 


-Epa, ¿qué te comiste? ¿A la comunidad del anillo? ¿Qué sos, Gandalf?
 Qué te importa a vos, jetón intruso. Salí de mi messenger, o te escupo un ojo.


(Fin de la entrevista)