2.12.14

¡Me toman por boludo!


 El dibujo este era para otra cosa, pero lo recorté, le cambié el título y ¡poing!

 Viene al pelo para ilustrar cómo me quieren vender gato por liebre.

 Porque, a ver, no soy experto en psicología, pero cuando alguien manipula a alguien y no le importa un joraca:


  • O es un hijo de puta.
  • O es un psicópata.



 Pues bien, si me intentan convencer de lo contrario:


  •  O me toman por boludo.
  •  O me toman por boludo.



 Dos opciones son posibles:


  • Quiero ser tomado por boludo.
  • No quiero ser tomado por boludo.



 Bueno, elijo la segunda. ¿Quién me lo impide?


  • Yo.




  En fin. ¡Yo solito me ahogué en un vaso de agua!

 Pero bueno, la gente se divirtió mucho. Y eso es lo importante. Mucha diversión en el velatorio de Finnegan. Yo nunca lo leí, pero leí Skreemer, donde hacían alta alusión.