21.2.16

En el paraiso

Clic para ampliar.
 Me gusta el árbol, cómo está resuelto. Pero lo que más me gusta es Eva. No hace mucho me quejaba yo de que Landrú no podía dibujar una mujer sensual ni aunque su vida dependiera de ello. Pero ya ven: Con este dibujo me tapó la boca.

 Hoy día pienso: ¿Qué me importa lo que dibujen los demás? ¿Quién soy yo para demandarle a los demás que dibujen lo que yo quiero? O sea, ¿es que acaso les encomendé que dibujen como yo quiero, ofreciéndoles dinero o algo?