2.8.16

Georges Braque nos comenta


 No se puede tener siempre el sombrero en la mano. Es por eso que se ha inventado la percha. Yo encontré en la pintura un clavo para colgar mis ideas. Eso me permite cambiarlas y evitar la obsesión.


Ilustración: Juan Miró.