28.10.13

El ocaso de los ídolos

Ni idea el nombre del autor.
Clic para ampliar.

 Antes yo no reparaba en la importancia de un poderoso, contundente, plano negro.

 Hay aguadas y todo, pero sin esa sábana negra, esta imagen no sería así. Sería asá.

 Yo de vagoneta, que si dibujo con birome no tengo ganas de cambiar de cosa, de levantarme a buscar un marcador negro o algo de más espesor que la punta de la birome. Entonces dejo todo con línea. Pero un plano negro orquesta la imagen, genera puntos de referencia, jerarquiza los elementos de la composición.

 Esto lo menciono porque no hace mucho que lo estoy asimilando. Por ahí esto lo lee alguien que sabe, alguien que maneja información y dice "Este Prósperi, muerto de hambre, debe ser un Jar Jar Binks de aquellos". Y algo de eso hay.

 Pero bueno, no nos ensañemos con los pobres chobis. Pensemos que este dibujo de magia y pérdida puede ser un homenaje a Lou Reed, el afamado músico de rock.